Respondiendo a la pandemia con impresión 3D

Respondiendo a la pandemia con impresión 3D

Este año ha cambiado radicalmente nuestras industrias y sobretodo la vida de millones de personas.  Es difícil apuntar a algún país que haya estado preparado al 100% para la pandemia, desde Europa hasta Latinoamérica los sistemas de salud vivieron, y algunos siguen viviendo, saturación y falta de insumos para proteger al personal de primera línea. 

Ante esta situación surgieron alrededor del mundo varias iniciativas de makers que, usando su ingenio, diseñaron, compartieron y produjeron con sus propios medios equipos como caretas de protección, cajas aerosol y mascarillas para donar a hospitales y centros médicos.  A continuación les presentaremos algunos de los proyectos más representativos, que demuestran como organizaciones, empresas y la sociedad en general se unió, usando la impresión 3D y fabricación digital, para afrontar la crisis generada por el COVID-19.

 Airbus imprimiendo mascarillas en Ultimaker Por parte de las empresas la ayuda no se hizo esperar, tal es el caso de Airbus, que en su área de Desarrollo e Investigación cuenta con varias impresoras 3D, entre ellas una Ultimaker 3 Extended, con la cual realizaron un prototipo de mascarilla y produjeron más de 500 piezas por semana, mismas que fueron donadas en el estado de Alabama, EUA.


Otra empresa que también utilizó su capacidad de fabricación digital fue Whirlpool, donde se usó, entre otras máquinas la Ultimaker S5 Pro Bundle para producir salvaorejas para tapabocas, los cuales fueron donados en un hospital local. 

Otra empresa que también utilizó su capacidad de fabricación digital fue Whirlpool, donde se usó, entre otras máquinas la Ultimaker S5 Pro Bundle para producir salvaorejas para tapabocas, los cuales fueron donados en un hospital local.  Ingeniero de Whirpool imprimiendo salvaorejas en 3D


En cuanto a lo sociedad civil, esta se organizó en varios grupos, como fue Coronavirusmakers Mx, donde solo en el primer día se inscribieron más de 500 makers y 100 hospitales, para solicitar material de protección.  A lo largo de 2 meses, más de 1700 makers, desde un jóven de 12 años de Oaxaca, hasta ingenieros retirados, fabricaron más de 5000 caretas, que fueron donadas a hospitales en toda la república.  Además de la producción, el grupo de Coronavirusmakers Mx también coordinó la validación y pruebas de prototipos de respiradores, cajas aerosol y caretas, para poder asegurar su buen uso y funcionamiento.  Puedes leer más en este artículo de Reforma o bien ver el video en Youtube.


Por su parte, el IDIT de la Universidad Iberoamericana de Puebla, utilizó sus capacidades tanto humanas como de maquinaria para realizar caretas. En un esfuerzo que superó por mucho a otras iniciativas, el grupo de voluntarios del IDIT, logró producir más de 5500 caretas en las primeras semanas. En un inicio, los prototipos se produjeron en 2 de sus impresoras 3D, un par de Ultimaker 2. Posteriormente para poder acelerar la producción, optaron por realizar un diseño en corte láser. 

IDIT de la Universidad Iberoamericana Puebla entregando mascarillas hecha en corte láser


Es difícil resumir en algunos casos todo el esfuerzo y dedicación de la comunidad maker, profesionistas y empresas, que juntos, usando su ingenio y la tecnología de fabricación 3D, lograron apoyar a quien más lo necesita, los doctores, enfermeras y todo el personal que está en primera línea de respuesta ante esta pandemia. En los siguientes artículos hablaremos más en concreto de metodologías y procesos que tuvieron un fuerte impacto durante la crisis.